Acné y adolescentes

Acné y adolescentes

  •   Inicia en mujeres después de los 10 años; en varones, después de los 12
  • Presenta más frecuencia y gravedad en hombres de entre 16 y 19 años

Las clases están por terminar, ya tienes todo listo para tu graduación, esa primera cita, las vacaciones de verano. De pronto te levantas un día y ¡tienes un horrible grano en la mejilla! Y es que en México muchos jóvenes y adolescentes como tú presentan una mayor propensión a daños en la piel por el acné, causado por la llegada de la pubertad, etapa en la que aumentan la secreción de grasa, explican expertos de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD).

Para prepararte contra el acné y que disfrutes tu verano, consultamos a la doctora Laura Juárez Navarrete, presidenta de la FMD, quien nos refirió: “El acné es una enfermedad de la piel muy frecuente en la adolescencia. Se localiza en la cara y la región del tronco (espalda y pecho). Existen varios tipos de acné, clasificados de acuerdo con su severidad por el tipo de lesiones que predominan: acné leve, moderado y severo. También existen variantes más agresivas del acné severo que producen síntomas sistémicos.”

Nuestra amiga experta indicó que 20% de los mexicanos lo padecen, “inicia generalmente en las mujeres poco después de los 10 años y en los hombres a los 12 años, normalmente desaparece alrededor de los 20 años, pero en ocasiones se prolonga hasta los 25 años, con una mayor frecuencia en los varones. Además hay mayor incidencia y gravedad entre los 14 y 17 años en las mujeres y entre los 16 y 19 años de edad en los varones”.

Pero este problema no es exclusivo de los chavos, en México se divide de la siguiente manera: adultos mayores: 3%, mujeres: 20%, varones: 30%, adultos jóvenes: 8%, niños: 10%. Por ello es esencial consultar al dermatólogo cuando veas los síntomas y puedas iniciar a tiempo el tratamiento que mejor te convenga, según la severidad de la enfermedad, advirtió Laura.

No se puede evitar el acné, sin embargo la doctora Juárez nos explicó que se pueden tomar medidas para su control y evitar las formas severas y sus secuelas: es muy importante la limpieza facial (por la mañana y por la noche) con un jabón suave (o medicado) y secar con una toalla sin hacer presión, además se pueden usar productos con ácido salicílico o con peróxido de benzoilo.  Recuerda: no manipules las lesiones ¡y mucho menos intentes exprimirlas porque puedes causar una cicatriz!

Por fortuna existen diversos tratamientos para el acné, señaló la doctora Juárez. Para el leve se recomiendan jabones con sustancias benéficas y los casos más graves algunos antibióticos orales. “Lo más importante es consultar al dermatólogo”, recomienda nuestra amiga experta.

 

 

Vacaciones

Si vas a salir de vacaciones, es importante que tomes Sol moderadamente. La luz solar no afecta a quienes tienen acné y puede ser benéfico, pero si estás en tratamiento debes evitar el Sol porque algunas sustancias son sensibles a la radiación solar y corres el riesgo de tener manchas e irritación. Usa protectores solares adecuados para este tipo de piel.

Mitos

Algunos mitos del acné son: Cremas. Algunas cremas tienen dosis muy bajas de la sustancia benéfica o, por el contrario, tan altas que pueden causar irritación y dermatitis por contacto. Remedios caseros. No funcionan y pueden tener la misma consecuencia. Alimentos. El acné no es causado por alimentos, pero los expertos recomiendan dietas con bajo contenido glucémico, evitar el consumo excesivo de leche y de comida chatarra.

Desde hace 7 años, la Fundación Mexicana para la Dermatología realiza campañas altruistas de detección de cáncer de piel a lo largo del país y constantemente difunde actividades e información para prevenir el cáncer de piel. Visita www.fmd.org.mx

Para twittear esta noticia utiliza el #FMDermatología y #Acné

Compartir:

Deja tu comentario