Enfermedades en la época vacacional

Enfermedades en la época vacacional

  • Dermatitis, urticaria, hongos, bacterias y parásitos, entre las más comunes
  • Enfermedades de la piel por transmisión sexual también son un riesgo latente en México

Expertos de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), advirtieron sobre el incremento de enfermedades de la piel durante la época vacacional, ante lo cual compartieron consejos para protegernos y disfrutar de la temporada de asueto, durante un taller de actualización.

Al inaugurar el evento, la Doctora Laura Juárez Navarrete, Presidenta de la FMD, expuso que la Fundación se dedica, entre otras tareas, a generar información para que “el público conozca más sobre los cuidados de la piel, que es el órgano más grande del cuerpo y, además, la barrera que impide la entrada de agentes extraños a nuestro organismo”.

Durante la sesión se abordaron diversos temas como infección por hongos, urticaria crónica y dermatitis por contacto, entre otras, los cuales fueron expuestos por médicos especialistas de la Fundación quienes, además, participan en las campañas altruistas que se realizan para detección de enfermedades, además la doctora Juárez mencionó cuáles son las diez dermatosis más frecuentes en la población.

En su oportunidad, la Doctora Julieta Ruiz Esmenjaud, especialista en dermato-patología por la Universidad de Minnesota habló sobre las infecciones más comunes que se presentan en la piel de los mexicanos, como es el caso de los llamados “hongos”.

En este sentido, la Doctora Ruiz Esmenjaud aclaró que “los hongos que afectan la piel –como los dermatofitos que causan el pie de atleta, las tiñas del cuerpo y de la ingle, además de las onicomicosis– se encuentran en la naturaleza y pueden alojarse por un tiempo prolongado en la queratina, que es la capa superficial de la piel, sin producir molestias, solamente inflamación, lo cual genera formas crónicas y asintomáticas de infección”.

Incluso agregó que “entre las bacterias existen varios tipos como la tiña del cuerpo, causada por el contacto con animales domésticos infectados; tiña de la ingle, que afecta a hombres jóvenes principalmente y causa mucha comezón; los dermatofitos que infectan  las uñas, es decir, la onicomicosis más frecuente en adultos mayores, y la tiña de la cabeza, que principalmente afecta a niñas y niños”, advirtió.

Otro de los especialistas, el Doctor Javier Gómez Vera, especialista en inmunología, definió a la urticaria crónica (UC) como “la aparición de ronchas pruriginosas –causan comezón, con sensación de quemadura y se presentan en cualquier parte del cuerpo– que tienen una duración de más de 6 semanas y que se subdivide en dos tipos: urticaria crónica inducible (UCIn), cuyos síntomas son provocados por un desencadenante identificado como el frío, y la urticaria crónica espontánea (UCE), también conocida como urticaria crónica idiopática, en la que los síntomas se presentan de manera espontánea, sin un desencadenante externo”, aseguró.

Incluso –agregó– datos disponibles sugieren que las mujeres presentan UCE dos veces más que los hombres y todos los grupos de edad pueden ser afectados con un pico entre los 20 y los 40 años de edad. “Adicionalmente, entre 33% y 67% de los pacientes con UCE presentan ronchas y angioedema (inflamación repentina y pronunciada de la dermis inferior y subcutánea que afecta comúnmente los párpados y labios), 29% – 65% solo muestran ronchas y de 1% a 13% solo tienen angioedema. “El diagnóstico de esta enfermedad debe ser amplio, minucioso y enfocado en la identificación de las causas subyacentes en aquellos pacientes que presentan síntomas de larga evolución o persistentes, por ello es muy importante consultar al dermatólogo o alergólogo”, recomendó.

Otro de los temas presentados fue sobre enfermedades de transmisión sexual –también conocidas como venéreas–, a cargo del Doctor Marco Antonio Navarro, miembro de la FMD, médico cirujano militar y especialista en dermato-oncología, quien afirmó que “se trata de todo un grupo de enfermedades infecciosas, contagiadas de persona a persona por el contacto físico que tiene lugar durante la relación sexual. En algunos casos pueden transmitirse de madre a hijo durante el embarazo o el parto, y también por el contacto con sangre contaminada, generalmente con un virus o una bacteria. Todos los que realicemos alguna actividad sexual estamos en riesgo de adquirir una enfermedad por esta vía”, dijo.

Y es que de acuerdo con el experto “toda práctica sexual sin protección, el uso incorrecto del preservativo y múltiples parejas en un periodo corto, son factores de riesgo para contraer dichas enfermedades que clasificamos de acuerdo a sus características y semejanzas, tales como las que presentan úlceras genitales al inicio en piel, mucosa o en la boca”.

Agregó que “un ejemplo son la sífilis, el chancro blando y el herpes genital; las caracterizadas por ulceritis y cervicitis, que son las más frecuentes y son asintomáticas como gonorrea y clamidia; las caracterizadas por la aparición de verrugas en la piel de los órganos sexuales como el virus del papiloma humano (VPH) y por último el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), responsable del síndrome de inmunodeficiencia humana”.

En su oportunidad, la Doctora Ingrid López Gehrke, especialista en cirugía dermato-oncológica y miembro de la FMD, informó que “la dermatitis por contacto (DC) consiste en una inflamación de la piel secundaria al contacto con un agente químico o físico. Es conocida también como eccema por contacto y es una de las enfermedades más comunes de la piel que genera cerca del 5% al 10% de la consulta dermatológica, además de constituir del 30% al 50% de las enfermedades ocupacionales, (y) se presenta de manera crónica con exacerbaciones en cada exposición al agente disparador y su diagnóstico en ocasiones puede ser complejo”.

La Doctora López Gerhke detalló además que entre los factores de riesgo para presentar DC, está el contacto con diversas substancias asociadas al ramo de la construcción; los tintes y químicos utilizados en las estéticas; los detergentes, guantes de látex, jabones y productos de limpieza utilizados por amas de casa; cosméticos y joyería utilizados por mujeres en general.

“Se observa en cualquier raza y si bien la población de origen africano es más resistente, afecta por igual a ambos sexos pero en ocasiones las mujeres y personas con antecedentes familiares, así como portadores de enfermedades inflamatorias crónicas de la piel, la presentan mayor frecuencia y existen dos tipos, la DC provocada por un irritante –DC irritativa, 80% de los casos– o bien la producida por algún tipo de alergia, en el 20% restante”.

Al término de la sesión, la Doctora Laura Juárez, expuso que las sesiones informativas de la Fundación son “parte de nuestra labor en la FMD con el objetivo de difundir los cuidados necesarios en la prevención de la dermatitis por contacto, urticaria crónica, enfermedades de transmisión sexual e infección por hongos, bacterias y parásitos, que –agregó– son las afecciones más comunes que afectan a la población en general.

Finalmente, la Doctora Juárez recomendó que en caso de detectar alguna anomalía en la piel se debe acudir con el médico dermatólogo que es el indicado para realizar el diagnóstico oportuno para, con ello, evitar otras complicaciones que pueden afectar la calidad de vida”.

Compartir:

Deja tu comentario