Rejuvenecer el rostro

Rejuvenecer el rostro

  •  México registra menos personas dispuestas a someterse a cirugía cosmética
  • Los procedimientos no invasivos aumentan su popularidad por ser más confiables

Oficialmente ha llegado el otoño y con ello la cercanía del fin de año y la preparación para el cierre de etapas y festejos, para prepararte y rejuvenecer tu piel existen opciones no invasivas que administradas de manera segura pueden ayudarte a quitar esos añitos de tu rostro y recibir esta nueva etapa con el mejor ánimo.

Para ello consultamos con la doctora Ingrid López Gehrke, especialista en dermatología y miembro activo de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), quien nos ofrece su punto de vista y algunos consejos útiles a tomar en cuenta y consultes con tu médico antes de tomar cualquier decisión.

En palabras de la experta, “existen diversas alternativas no invasivas que  si se realizan por un médico especialista con experiencia suelen ser seguras, rápidas, efectivas, con tiempos cortos de recuperación, pocas complicaciones y generalmente menos costosas que los procedimientos quirúrgicos, lo anterior forma parte de una tendencia actual en la que se emplean técnicas combinadas para ofrecer mayores resultados cosméticos a largo plazo,” afirmó.

“Estos procedimientos tienen la ventaja de mejorar y corregir problemas asociados al envejecimiento facial o corporal que no son factibles de corrección con cirugía estética tales como manchas, dilataciones vasculares, tono, firmeza e hidratación de la piel. Por ello aumentan la posibilidad de tener una mejoría integral, progresiva y sostenida sobre los signos de la edad,” aseguró la también especialista en cirugía dermatológica y oncológica.

En la actualidad no existe un tratamiento único que corrija todos los signos del envejecimiento y cada procedimiento tiene sus ventajas e indicaciones claras, “por ello el paciente debe recibir una valoración especializada de manera previa de acuerdo a su edad, tipo de piel y problema predominante con la finalidad de prevenir efectos secundarios y maximizar los beneficios del tratamiento.

A continuación enlistamos los procedimientos no invasivos más comunes para la corrección de la edad en la piel:

 

 

 

 

Toxina botulínica tipo A.

Se indica para la disminución de arrugas, líneas de expresión y relajación de las facciones, comúnmente se utiliza en el tercio superior de la cara y ofrece resultados favorables. Esta proteína actúa a nivel de la unión neuro-muscular y bloquea la liberación de acetilcolina, neurotransmisor necesario para la contracción de los músculos, su acción produce una denervación química temporal sin provocar ninguna lesión física en las estructuras nerviosas, su duración promedio es de 6 meses.

Ácido Hialurónico y otros materiales de relleno.

Disminuyen las arrugas, líneas de expresión y actualmente se utilizan también para hidratación facial profunda y efecto de “lifting” facial. El ácido hialurónico es una sustancia presente en el organismo que normalmente da estructura y firmeza a la dermis además de tener la capacidad de retener agua con lo que favorece la hidratación de la piel.

Láser de dióxido de carbono ultrapulsado (y otros láseres fraccionados).

Actúan mediante la remoción de capas superficiales de la piel para estimular la regeneración controlada de los tejidos, el resultado es una mejoría integral y notoria de la piel, disminuye las líneas de expresión, flacidez, manchas y cicatrices de acné. El porcentaje de satisfacción es alto y el tiempo de recuperación es aceptable. El empleo de “peelings” (sustancias químicas sobre la piel) utiliza el mismo principio con resultados favorables.

Luz intensa pulsada.

Mediante la interacción controlada de luz intensa sobre los tejidos, actúa sobre las fibras de colágeno, melanocitos y estructuras vasculares. Como resultado disminuye las líneas finas de expresión, mejora la superficie cutánea, manchas, pecas y dilataciones vasculares. Requiere varias sesiones y no conlleva tiempo de recuperación.

Microdermoabrasión e hidrodermoabrasión.

Son tratamientos cosméticos no invasivos de los más utilizados por los especialistas en la piel y consiste en una exfoliación controlada de la piel de manera mecánica con puntas de diamante, microcristales o pequeños torrentes de agua que logran la regeneración celular controlada, pueden emplearse con otros tratamientos cosméticos.

“Antes de tomar cualquier decisión es muy importante consultar con el médico especialista certificado y con experiencia en estos campos para analizar todas las posibilidades y sobre todo minimizar riesgos y los posibles efectos secundarios de estos procedimientos. Para ello la FMD tiene una red de médicos expertos con quienes puede acudir para tomar la mejor decisión, con el aval del especialista en dermatología,” concluyó la experta.

Compartir:

Deja tu comentario