Los remedios caseros, pueden empeorar los padecimientos de la piel

Los remedios caseros, pueden empeorar los padecimientos de la piel

Es recomendable evitar el uso de sustancias naturales puras que empleamos en el hogar para tratar enfermedades de la piel, ya que pueden provocar dermatitis por contacto, es decir, irritación de la piel o alergias que empeorarían el padecimiento.

Y es que existía el hábito de utilizar productos naturales o ‘recetas caseras’ para el tratamiento y cuidado de la piel debido a que los laboratorios científicos sólo se dedicaban a crear medicamentos para enfermedades y no existían industrias suficientes que investigaran a la mayoría de los productos naturales.

Hoy sabemos que muchos de los recursos naturales podrían aportar beneficios, pero es necesario que éstos sean sometidos a estudios que los certifique clínicamente y así asegurar al paciente la efectividad de su fórmula, al mismo tiempo evitar efectos secundarios nocivos.

Algunos consejos

Vapores o saunas .- El uso de vapor en una piel sana permite una mayor dilatación de los poros de la piel lo que favorece su limpieza. Estimula también el incremento de la circulación. En personas con antecedente de cuperosis o rosácea, el uso de vapor puede aumentar el enrojecimiento de la piel y no es recomendable.

Hay que tener cuidado ya que algunas veces estas prácticas llegan a deshidratar la piel. Por lo que se sugiere (someterse) realizarlas una vez cada quince días y no más de media hora por sesión.

Actividades acuáticas .- Es importante mantener la piel hidratada mediante el uso de cremas emolientes que ayuden a evitar irritaciones por los componentes químicos que se utilizan en las albercas para eliminar gérmenes, como es el caso del cloro. Es recomendable aplicar crema antes y después de nadar, sobre todo en personas con piel sensible y con tendencia a la resequedad.

Si la natación se practica en lugares descubiertos con exposición al sol, habrá que utilizar bloqueadores solares resistentes al agua para aplicarlos continuamente al nadar.

Hay que evitar el contagio de hongos en la piel, sobre todo el ‘Pie de atleta’. Por ello se deben utilizar sandalias en lugares húmedos.

Exfoliaciones .- La exfoliación permite eliminar células muertas, así como fomenta la suavidad en la piel. Una vez por semana es suficiente. Sin embargo, hay que tener cuidado ya que en pieles sensibles con tendencia a resequedad la exfoliación corporal puede aumentar esta tendencia y favorecer la inflamación en la piel.

Los baños de lodo o barro en el cutis grasoso tienen una acción de limpieza cutánea adecuada, simplemente no hay que abusar de ellos.

Además, el agua termal débilmente mineralizada y con un importante contenido de selenio tiene propiedades anti-inflamatorias, ayuda a la tirantéz de la piel, es cicatrizante y anti-pruriginoso, es decir que es muy útil para evitar la comezón. Tiene también efecto antioxidante y protector contra radiaciones ultravioleta A y B, así como anti-irritante. En la dermatitis atópica es un complemento útil en el tratamiento de los brotes inflamatorios, así como en el acné y la piel seca.

Contaminación .- El mantenimiento de una piel sana, mediante una correcta alimentación e hidratación, así como el uso de cremas humectantes con protector solar y jabones de limpieza adecuados, nos ayuda a protegerla ante las agresiones del medio externo como es la contaminación y las radiaciones ultravioleta.

Las alergias se presentan en personas susceptibles que heredan la predisposición a tenerlas, lo único recomendable es no abusar del uso de sustancias químicas o “naturales” ante una piel sensible que puede aumentar el riesgo de presentar una dermatitis alérgica.

La contaminación, el consumo de cigarrillos, así como la exposición a radiaciones ultravioleta en forma indiscriminada, pueden provocar un desequilibrio entre la producción de radicales libres que dañan las células y los mecanismos de defensa del cuerpo, lo que traería como consecuencia el envejecimiento prematuro y un aumento del riesgo de presentar cáncer de piel.

Uso de cremas y maquillajes.- Es indispensable conocer el tipo de piel para determinar cual es el maquillaje o las cremas ideales para el cutis. Productos originales y de firmas comerciales reconocidas darán seguridad a la piel. Nunca se debe prestar maquillajes, brochas o esponjas, ya que éstos podrían representar un foco de infección.

¡Cuídate, infórmate!

Compartir:

Deja tu comentario