Rosácea

Rosácea

¿Qué es la Rosácea?

La Rosácea es un padecimiento frecuente caracterizado por el enrojecimiento de la cara, con lesiones parecidas al acné y puede llegar a deformar la nariz.

Este padecimiento se observa en edad adulta con mayor frecuencia entre los 30 y 50 años.

Se  presenta en personas de piel blanca y predomina en mujeres. Se caracteriza inicialmente por enrojecimiento fácil de las mejillas, barbilla, frente, nariz y en ocasiones pecho o espalda.

Conforme avanza el padecimiento el enrojecimiento es persistente con la aparición de finos vasos sanguíneos. Da una erupción parecida al acné, aunque esta no tiene espinillas. La mitad de los pacientes puede tener enrojecimiento de los ojos. En las fases más avanzadas produce crecimiento de la nariz, mentón, mejillas o parpados, que ocasiona alteración en la autoestima del paciente.

Factores que lo agravan

Dentro de los factores que pueden agravar el padecimiento son el uso de cortisona en pomadas, algunos medicamentos, sol, calor, frío y viento; comida caliente o picante. También lo aumentan algunos cosméticos, alcohol, ejercicio, estrés y ciertas especias como chile, salsa, pimienta y mostaza, coinciden los expertos.

Prevención

Aunque se desconoce la causa de la enfermedad, las medidas preventivas son de primordial importancia, tales como: identificar factores agravantes para suprimirlos, higiene facial con limpiadores suaves sin frotar excesivamente la piel, usar agua tibia, evitar ciertos productos cosméticos que contengan alcohol, mentol, hierbabuena, eucalipto y fragancias.

Los miembros de la FMD sugieren frenar el uso de cremas, bebidas calientes, comidas muy condimentadas, fuentes de calor, saunas o vapores, fogatas, chimeneas, hornos, sol, estrés, ejercicio extenuante.

Se recomienda afeitarse con máquina eléctrica y someterse a técnicas de relajación. Es muy importante acudir con el dermatólogo, pues la Rosácea puede ser controlada y existe un tratamiento adecuado para cada paciente, los cuales detienen su progreso y mejoran la apariencia de la cara.

Comúnmente se llegan a indicar antibióticos untados y orales, así como protectores solares y procedimientos quirúrgicos y láser. La salud de tu piel nos importa, ¡Cuídate, infórmate!

Compartir:

Deja tu comentario