Tatuajes

Tatuajes

Informarse antes de un tatuaje

Aproximadamente 5 por ciento de las personas que se tatúan ha manifestado complicaciones después o durante el proceso y los tipos de padecimientos más comunes que se pueden presentar derivado de esta práctica son alergias, infecciones, dermatitis por contacto o granuloma a cuerpo extraño (deformación o bola tipo cicatriz).

Por ello, es fundamental acudir con expertos así como evitar el uso de productos que no son seguros para la salud y que sin embargo la gente los utiliza como la tinta china o utensilios improvisados como vidrios, puntas o varillas y tornillos calientes, corriendo un grave riesgo de infecciones o quemaduras.

Quiénes se tatúan tienen que evitar donar sangre por lo menos un año según regulaciones de la Secretaria de Salud. Es indispensable revisar si la persona que se realizará el tatuaje no tiene trastornos de coagulación o cicatrización, riesgos de infecciones como Sida, Hepatitis C, infecciones de la piel por bacterias, hongos y virus. Hay que verificar antes de la aplicación que esta se realice con material desechable y desinfectado.

Un tatuaje sí es posible quitarlo, aunque en ocasiones esto se logra de manera parcial ya que depende de la tinta utilizada. También puede llegar a quedar una cicatriz en esa zona posterior al retiro del mismo.

Se sugiere pensar detenidamente antes de realizarse un tatuaje ya que la mayoría de los pacientes que acuden para retiro del mismo es por cuestión laboral y los procedimientos de láser para su eliminación de los mismos son costosos.

Los tatuajes de henna evitan los problemas producidos por los tatuajes convencionales. Se realizan por medio de colorantes naturales que se colocan en la piel sin necesidad de romper la capa de la epidermis. Por lo mismo, no se corre ningún riesgo de contraer alguna infección.

Los tatuajes son dibujos de cualquier índole, los cuales pueden realizarse en diversas zonas del cuerpo humano. Estos impresos en la piel son absolutamente subjetivos ya que dependerán del gusto de la persona en una manera de embellecer su cuerpo.

Un poco de historia

La doctora Gutiérrez Vidrio explicó sobre el origen del tatuaje, pues se cree que muchas tribus que habitaron las Islas Polinesias, Japón, China, los continentes Sudamericano y Africano utilizaban dibujos en la cara o el cuerpo.

Existen vestigios de momias más antiguas que las de Egipto que muestran formas similares a los tatuajes. Algunos pueblos de Medio Oriente utilizaban marcas en la piel para demostrar el dolor de la pérdida de un ser querido.

Para el siglo XVIII, los tatuajes se hicieron famosos en occidente debido a los viajes de los marinos europeos por la Polinesia e islas de Sudamérica.

La salud de tu piel nos importa, ¡Cuídate, infórmate!

Compartir:

Deja tu comentario