Virus de Papiloma Humano (VPH)

Virus de Papiloma Humano (VPH)

Existen más de 90 subtipos de VPH, 30 de los cuales son trasmitidos por contacto sexual y muchos de ellos se encuentran en el epitelio genital. La mayoría se clasifican de bajo riesgo como el VPH 6 y VPH11, causantes del Condiloma Acuminado. Los virus 16, 18 y 30 son de alto riesgo.

En la década de los 90 se detectó la capacidad tumoral de estos tipos virales y la relación entre VPH y el Cáncer Cervicouterino -segundo cáncer más frecuente en mujeres de todo el mundo-, hecho por el cual la enfermedad producida por el VPH es un tema importante de salud pública.

El Condiloma Acuminado es una de las enfermedades más comunes de transmisión sexual, la incidencia ha aumentado de forma constante durante las últimas tres décadas. Causa lesiones que se detectan como pequeñas verrugas húmedas que tienen el aspecto de una coliflor y suelen ser del mismo color de la piel o rojizas. No generan síntomas, pero en ocasiones los pacientes refieren comezón.

Su detección es sencilla, ya que las lesiones se ubican en el prepucio o el cuerpo del pene. En la mujer aparece en los labios vaginales, además de las áreas que rodean la zona genital.

Existen también otras enfermedades causadas por VPH como el Condiloma Gigante o la Papulosis Bowenoide.

Más del 50 por ciento de los adultos que tienen actividad sexual han quedado infectados por el VPH, aunque la mayoría sólo presenta una infección sin lesiones. En cambio, existen personas que pueden ser un portadores del virus, es decir, no tienen lesiones visibles pero si la capacidad de infectar a otra persona.

La prueba del Papanicolaou y la Colposcopía en las mujeres es un método que ayuda a detectar la infección por este virus. Los métodos que se utilizan para tratarlo son la eliminación con nitrógeno líquido o con sustancias como los derivados de la podofilina. Actualmente los inmunomoduladores tópicos son tratamientos más seguros así como su prevención a través de la vacuna contra este virus.

Prevención

En la mayoría de las Enfermedades de Transmisión Sexual, los factores de riesgo están sustentados en la conducta sexual y el gran número de compañeros sexuales, siendo el uso del condón, la comunicación entre la pareja o la abstinencia las medidas de prevención más eficaces para evitar algún tipo de contagio. Acude a tu dermatólogo, ¡cuídate, infórmate!

  • Los virus son causa frecuente de enfermedades tanto en el ser humano como en los animales.
  • La palabra virus quiere decir veneno.
  • Los virus están formados por pequeñas partículas conocidas como DNA y RNA y están cubiertos por una cápsula.
  • La incidencia de las Enfermedades de Transmisión Sexual es alta en los países no desarrollados.
Compartir:

Deja tu comentario